martes, 8 de agosto de 2017

Los NIÑOS pintan como MIGUEL ÁNGEL BUONARROTI


Pintando como Miguel Ángel Buonarroti


A partir de un viaje a Roma de Sara, una alumna de 3º de primaria, del Colexio Andersen de Vigo y después de contarnos su experiencia, como de una película se tratase, los niños le hicieron muchísimas  preguntas, que ella contestaba con mucho interés, pero, Sara tenía una pregunta que  no encontraba  respuesta:

 ¿como pudieron  pintar los techos tan altos de la Capilla Sixtina?.

Esta pregunta  me dio pie para contarles; quien había sido el artista que pintó el techo de la capilla, quien le encargó pintarlo, que era  la Capilla Sixtina y además realizar una actividad práctica.

Primero comencé con la vida historiada de Miguel Ángel Buonarroti (Michelangelo Buonarroti) que nació en un pueblo de Italia, Caprese en 1475, que cuando era un niño, su padre le hizo estudiar gramática en Florencia, pero él quería ser artista y al final de muchas discusiones con su padre, a los doce años, consiguió que su familia formalizara un contrato de tres años en el taller de pintura de los Ghirlandaio.

Después estuvo como aprendiz en el taller del escultor  Bertoldo di Giovanni y así siguió formándose como escultor, pintor y arquitecto, toda su vida la empleó en su formación.

A continuación les pongo este pequeño vídeo de la vida de Miguel Ángel



Pero cómo pintó la Capilla Sixtina

El papa Julio II creía que Miguel Ángel era capaz de hacer cualquier trabajo y le mandó pintar el techo, la bóveda de la capilla.

"Pero yo no soy pintor", Michelangelo protestó, "soy escultor. Con pincel he hecho muy poco y !quiere Vd. que pinte mil metros cuadrados sobre un techo curvo¡"


Miguel Ángel y el papa Julio II

"Harás un magnífico trabajo", le dijo Julio II, que era un hombre muy duro, más parecido a un comandante militar que a un papa, y no quería oír protestas.

Miguel Ángel se fue a casa con gran preocupación y después de mucho pensar, se dijo "Aunque nunca he pintado al fresco, tendré que aprender la técnica".


Vídeo de la técnica de la pintura al fresco

La pintura al fresco requiere un gran esfuerzo físico. Todos los días, el artista tiene que preparar su mezcla de yeso y arena y aplicarla en la pared con la llana y paleta, y luego darse prisa para pintar.

Debe acabar la pintura antes de que se seque la mezcla. Y pintar un techo es doblemente difícil, porque todo se hace encima de la cabeza, además a veinte metros de altura, sobre las tablas de los andamios y mirando siempre hacia arriba.


En una carta a un amigo, dibujó una pequeña caricatura de sí mismo mientras pintaba. Tiene la cabeza echada hacia atrás  y eso le producía fuertes dolores.


Por eso tuvo que elegir otra posición, más cómoda y más sana, el estar acostado en el andamio y pintar sin doblar el cuello, aunque tenía otros problemas, le podían caer gotas de pintura en la cara o en los ojos.

Cuando Michelangelo llevaba trabajando dos años, desde 1508 a 1510, el papa Julio II le ordenó que quitase los andamios para abrir al público la capilla y así admirar su obra.

"No puedo", dijo Miguel Ángel. "Todavía no he terminado".


El papa le dijo "o quitas los andamios o te arrojamos de aquí". No era broma. Y Miguel Ángel tuvo que obedecer.

La capilla se llenó de gente y corrió la voz que las pinturas eran la cosa más asombrosa jamás vista.

Miguel Ángel volvió a montar el andamiaje en enero de 1511. Y en un esfuerzo titánico logró terminar la otra mitad de la bóveda el 14 de agosto para que el papa Julio II celebrara la primera misa en la capilla que mandó construir su tío Sixto IV.

(El papa Julio II era sobrino de Sixto IV, que anteriormente había sido  papa, y además fue el que ordenó la destrucción de  la Capilla Magna del siglo XIII, para construir en su lugar la Capilla, que se le llama Sixtina en recuerdo a Sixto IV.) 

Todavía quedaban por pintar, las pechinas y los lunetos , Miguel Ángel no los terminó hasta octubre de 1512. En total la bóveda fue obra de cuatro años y medio.




El trabajo práctico 

Después de contarles la historia y que viesen el pequeño vídeo de Miguel Ángel, les entregué una hoja A4 o A3 según como ellos quieran y una cuartilla de papel reutilizado.

Lo primero que tenían  que hacer es sujetar una de las dos hojas, debajo de la mesa.
Después diseñar un boceto en la cuartilla, se ponen a pintar en la hoja que colocaron debajo de la mesa.
Y aquí empezaron una serie de quejas,  algunos niños decían: "esto es difícil", "me duele e cuello", " me duele el brazo",... después de buscar la mejor posición para pintar  y no cansarse,


descubrieron que  echados debajo de la mesa, era la forma más cómoda, no dolía el cuello y era más fácil de pintar.


Ahora tenían conseguir que la pintura no gotease y así no manchase la cara y los ojos, algo que les preocupaba muchísimo, enseguida vieron que si tenían cuidado al coger pintura con el pincel, no goteaba.

Y por último tenían que quitar su cuadro de debajo de la mesa y colocarlo en un lugar de la clase o del pasillo donde  todos lo pudiesen ver.

Fue una experiencia que les interesó  y en la que se divirtieron muchísimo ya que estaban  utilizando una posición inusual en su vida y eso rompe esquemas.

Esta experiencia les sirvió para imaginarse lo que le pudo costar a Miguel Ángel pintar esa enorme superficie en el techo de la capilla.





Para ampliar


Miguel Ángel, una Super Estrella, documental del canal Historia




El tormento y el éxtasis

Sinopsis
Cuando el papa Julio II le encarga que pinte el techo de la Capilla Sixtina y comienzas una serie de discusiones uno no quería y el papa le obligó a pintar. muy interesante.
Drama histórico basado en un libro de Irving Stone. 





La agonía y  el éxtasis.     Irving Stone        Editorial Salamandra

Biografía novelada de Miguel Ángel Buonarotti. La narración nos conduce hasta la Italia del Renacimiento, época en el que arte florecía bajo el mecenazgo de poderosas familias de príncipes y papas.


La Capilla Sixtina   Vittorio Giudici   Edicioni Musei Vaticani
Libro para niños, cuenta la historia de su construcción y de su decoración. Muy ilustrado



Una forma diferente, dibujando la vida de  Miguel Ángel









No hay comentarios:

Publicar un comentario