lunes, 10 de agosto de 2015

VAMOS A FILOSOFAR, niñas y niños




"Vamos a filosofar", esta frase se la digo siempre a mis alumnos del Colexio Andersen cuando quiero "que se hagan preguntas" o "que hagan preguntas a sus compañeros o a mi",sobre algún tema planteado por ellos o por mi.
Además se lo digo siempre a los padres para que lo hagan con sus hijos. 

Filosofar significa preguntarse, por qué, es una actitud propia de los seres humanos. Los niños son un claro ejemplo de este preguntar sin tregua.


"Conducir al niño a través de ideas separadas es confundirlo.
Debemos vincular los hechos.
Al encontrar con el niño la correlación entre esos hechos; 
como le es propio al espíritu humano,  le creamos una filosofía.
¿Y porqué no puede el niño filosofar?
María Montessori

Y cuando un niño de cinco años pregunte "por qué" cinco veces seguidas, la táctica es contestarle concienzudamente al primer "por qué", y cuando plantee otro "por qué" pedirle que recuerde su primera respuesta.

Ejemplo de pregunta de niño:

¿Por qué hay día y noche?
Por qué la Tierra gira alrededor del Sol y al girar deja una cara siempre sin luz y...
¿Y por qué llega el Sol a una cara?
¿Recuerdas por qué hay día y noche?
¿...?
Hacerle pensar a él antes de ponernos a pensar nosotros (padres o maestros) y entonces el niño reflexionará antes de lanzar el próximo "por qué".


Discutir con un niño es un arte. La mayoría de los adultos usamos sólo un registro para hablar con ellos: el de la norma, lo que se debe o no debe hacer.
Sería más útil a todos si, además, nos molestásemos en pensar con ellos por qué existen las normas y qué límites tienen. Cuesta más reflexionar las normas que dictarlas, pero es más enriquecedor y efectivo.


Si queremos que los adolescentes sean ciudadanos responsables que piensen por sí mismos no podemos esperar a enseñarles a filosofar cuando ya estén estudiando en el bachillerato, sino que debemos empezar a hacerlo cuando todavía se encuentren en la escuela primaria o en Educación infantil.

A continuación podéis ver la presentación de la película documental "Sólo es el principio" 
(Ce n´est  qu´un debut) Dir. Pierre Barougier y Jean-Pierre Pozzi.
Este documental trata sobre Filosofía con Niños, captada con calidez y sensibilidad, en la guardería Jecques Prévert de Lee Mee-sur-Seine, y la maestra Pascaline Dogliani.

Para verlo completo, podéis ir a esta página: https://www.filmin.es/pelicula/solo-es-el-principio

                                                 Presentación  de "Solo es el principio"

Pero para poder filosofar con los niños es necesario que nos tomemos en serio sus preguntas y valoremos positivamente su  afán de curiosidad.

Muchas veces tanto los padres como los profesores impiden el desarrollo de un pensamiento autónomo, crítico y responsable. Generalmente no prestamos suficiente atención a las preguntas del niño, no tomamos en serio su ilimitada capacidad de asombro.


¿Es posible filosofar con los niños?

No sólo es posible, sino que es recomendable, e incluso me atrevería a afirmar que es imprescindible
Con frecuencia, nos percatamos de la incapacidad para lograr que nuestros alumnos adquieran un dominio de su capacidad de expresión -oral y escrita- y de argumentación, y por ello, las autoridades educativas han decidido recientemente aumentar la horas lectivas de las asignaturas como lengua o matemáticas, para "paliar este déficit".

                                                                           Filosofar desde educación infantil

¿Y no sería mejor cambiar la forma de interiorizar esas capacidades y esas destrezas?. En algunos países de nuestro entorno cultural como Francia o Gran Bretaña, empiezan a darse cuenta de las enormes posibilidades que tiene la filosofía para mejorar, por un lado, el rendimiento escolar y, por otro, para prevenir ciertas conductas disruptivas - como el incremento de la violencia en las aulas, consumo de drogas, embarazo no deseados, etc- y potenciar la adquisición de un pensamiento autónomo y de una conducta más responsable.

El objetivo, como es fácil de imaginar, no es que los niños aprendan las ideas centrales de la historia de la filosofía. De lo que se trata es de que sean capaces de hacerse preguntas, de escuchar verdaderamente al otro y que desarrollen un sentido crítico, un sentido filosófico de existir que quizás pueda acompañarles durante toda su vida.


A continuación podemos ver un vídeo del 1º Encuentro Internacional de Práctica Filosófica en Perú, en el que el filósofo Óscar Brenifier le va planteando preguntas y preguntas a Katty y veremos que ella va contestando las respuestas, Óscar vuelve a plantearle más cuestiones que le hagan pensar, recapacitar y eso le genera un gran esfuerzo para Katty, que la veremos en momentos no saber qué contestar, como queriéndose rendir pero Óscar vuelve a preguntarle. 




Esto es lo que tenemos que hacer preguntas y preguntas a los niños, a mis hijos también, por eso mi hija no para de quejarse: "No me gustan las preguntas de papá" (nos dice Óscar Brenifier)


¿Somos todos filósofos?

Todas las personas pueden practicar la filosofía de forma natural, es decir, todos somos en cierta medida filósofos por naturaleza. Todos nos planteamos preguntas -y particularmente los niños- cuya respuesta queremos saber, y buscamos el por qué de las cosas que nos suceden.

En principio, todo el mundo es capaz de pensar, pues todas las personas manejamos en nuestra vida cotidiana ideas, nociones y pensamientos de todo tipo. Todos tenemos múltiples opiniones sobre las cosas que nos rodean y que nos suceden. Y los niños también.

Ingenuamente consideramos que nuestras opiniones son absolutamente ciertas, son la auténtica realidad. O como diría Ortega y Gasset: "las ideas se tienen, en las opiniones se está". Con esta frase Ortega quería acentuar el hecho de que no solemos ser conscientes de que ciertas certezas que consideramos indiscutibles no son más que opiniones.

La importancia del diálogo  nos sirve para poner a prueba nuestro propio discurso, nuestras opiniones y certezas individuales.


Para terminar.

"Para Óscar Brenifier , filosofar consiste en restaurar la tradición socrática de la filosofía -basada en la confrontación con el discurso de uno mismo y con el de los otros que implica todo diálogo- y en profundizar en los presupuestos latentes que estas opiniones encubren."



Entrevista a Oscar Brenifier





Bibliografía.

El diálogo en clase.        Brenifier, Óscar  (Descargar gratis en la página Instituto Prácticas Filosóficas)

"El diálogo en clase significa la práctica en el aula del difícil ejercicio de la elaboración y la expresión de las ideas, significa abrir un espacio donde practicar la duda, la crítica y el juicio argumentado".
Óscar Brenifier expone en esta obra las cinco formas principales de dicusión que ha practicado durante años en clase: el cuestionario mútuo, la lectura del texto, la corrección mútua, cuestionar la propia pregunta y el ejercicio de la narración.
La práctica de la filosofía en la escuela primaria.     Brenifier, Óscar      Editorial Diálogo

¿Puede introducirse la filosofía en la escuela primaria? La mayoría de las personas que oyen hablar de este tipo de iniciativa, en un primer momento se quedan perplejas y se plantean la siguiente pregunta: ¿cómo se puede filosofar con niños de tres a once años cuando los estudiantes de bachillerato a menudo tienen problemas con esta asignatura...?
"En este libro proponemos una serie de pistas teóricas y prácticas a todos aquellos profesores y padres que piensen que nunca es demasiado pronto para aprender a reflexionar"


Filosofar como Sócrates.  Introducción a la práctica filosófica.    
Brenifier, Óscar        Editorial  Diálogo

"Quien esté interesado en saber cómo puede convertirse la filosofía en una práctica (y que deje de ser sólo mera teoría), cómo puede esclarecer aspectos de su vida cotidiana y recuperar el papel de reflexionar que quizás perdió en las clases de filosofía de bachillerato, encontrará aquí materiales más que suficientes para cubrir sus expectativas".
SuperPreguntas      Brenifier, Óscar                Grupo Edebé,  
¿Qué soy yo?,  ¿Qué es la vida?,   ¿Qué es la felicidad?, ¿Qué son los sentimientos?, ¿Qué es la libertad?

Estos libros proponen una primera iniciación al pensamiento para todos los niños y niñas que se hacen preguntas importantes sobre ellos mismos, sobre la vida, sobre el mundo. Una colección indispensable para los adultos que prefieren dialogar con los niños en lugar de darles directamente una respuesta.
¡Pensar es un juego infantil!   A partir de 7 años


Ahora que lo pienso    Asesor:  Brenifier, Óscar           Ediciones sm

¿Por qué existimos?, ¿Por qué somos libres?, ¿Qué es estar enamorado?, ¿Por qué tenemos miedo?...

"Este libro pretende aproximarse a todas estas cuestiones e invitar a la reflexión. Una reflexión viva, exigente y lúdica al mismo tiempo".
Viva, gracias a una pequeña cuadrilla de personajes que se asombran, se divierten, se interrogan y se responden.
Exigente, pues los textos son el resultado de una discusión en clase con varios niños.
Lúdica, porque pensar debe ser, ante todo, un placer.
http://www.oceano.com.mx/ficha-autor.aspx?id=301  (En España lo publica la editorial sm)

En este enlace se pueden visualizar, la presentación de una serie de libros muy interesantes, escritos por Oscar Brenifier y Jacques Desprès. Con títulos como: ¿Contrarios? Un libro para ejercitar el arte de pensar. El amor y la amistad. El bien y el mal. La cuestión de Dios. El libro de los grandes opuestos psicológicos. El sentido de la vida. 


Web. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario