lunes, 31 de agosto de 2015

HILMA AF KLINT la mujer que inventó la abstracción




Hace unas semanas me puse a revisar actividades para realizar este próximo curso, en las clases de plástica, del Colexio Andersen de Vigo y estuve investigando sobre como podría volver a trabajar con Piet Mondrian,  pero de una forma distinta a otros años, para en primer lugar poder divertirme yo, si yo me divierto, me ilusiono y creo en lo que hago, los niños se divierten y aprenden.

En una de esas incursiones en internet, buscando información sobre Mondrian, me encontré con esta artista Hilma af Klint que no conocía, pero que me impresionó por como y que pintaba, además, según los investigadores fue la primera persona que invento la abstracción. 
Además era mujer, hay que pensar que en la Suecia de finales del siglo XIX a las mujeres se "permitía" que asistieran a la educación artística pero en otros países llegaba a estar prohibido su asistencia.

Me puse manos a la obra y empece a leer todo lo que pude sobre Hilma af Klint  "mi fantástico descubrimiento" .,

Hilma af Klint era una absoluta desconocida hasta la primavera del año 2013 cuando el Moderna Museet de Estocolmo, le dedicó su primera retrospectiva, doscientas cincuenta  de sus más de mil obras para dar a conocer a esta pintora.
Hilma exigió como última voluntad, que su obra abstracta no fuese mostrada al público hasta veinte años después de su muerte,"porque estoy segura de que no iba a ser comprendida". Pintó para el futuro y según  Iris Müller-Westermann  "el futuro es ahora".

La desconocida Hilma rompió con la figuración antes que  Kandinsky, Mondrian y Malévich.

El propio Kandinsky se autoproclamaba sin rubor como el primer autor de un cuadro no figurativo, que habría firmado allá por el 1911.

                                                      Primer cuadro abstracto de Kandinsky 1911


 Lo que Kandinsky no sabía es que una desconocida pintora sueca      Hilma af Klint


se le había adelantado, rompiendo con el lenguaje figurativo por lo menos cinco años antes que él.

                                                  Primer cuadro abstracto Hilma af Klint 1907

"La obsesión por decir quién vino primero, no me parece interesante. Pero que ella pintara así, años antes que lo hiciera Kandinsky invalida los estereotipos sobre las mujeres artistas. Se decía que eran capaces de copiar, pero no de abrir nuevos caminos. Hilda demuestra que es totalmente falso"
Iris Müller-Westermann, comisaria de la exposición.


Hilma af Klint nació el 26 de octubre de 1862 en Solna municipio de Estocolmo (Suecia), comienza sus estudios primero en la Escuela Técnica de Estocolmo y después entre los años 1882 y 1889   asistió a la Real Academia Sueca de las Artes.



Allí Klint realizó tanto retratos como paisajes de estilo  naturalista.

                                                                                        Autorretrato 

Hay un hecho fundamental en la vida y en el arte de Hilma af Klint, la muerte su hermana pequeña, marca el inicio en el espiritismo y la visión de lo oculto, de la que ya era aficionada, comienza a leer textos teosóficos, y se hace miembro de la Sociedad Teosófica, este tipo de intereses serán fundamentales en su obra.


Cuando estudiaba en la Real Academia Sueca de las Artes conoció a  Anna Cassel y junto a tres amigas formaron el grupo De Fem ("Las Cinco"). Este grupo empieza a reunirse  y a realizar sesiones de espiritismo, en las que utilizaban el arte y los dibujos como medios de expresión.
Hilma registró los resultados de sus sesiones en en una serie de cuadernos.

         


Hay que destacar de Hilma su especie de doble vida artística, es decir, crea sus obras oficiales, retratos, paisajes de moda en la época con los que llegó a ser una pintora reconocida, y después estaban las que creaba en su intimidad, sus cuadros abstractos.

Creó estas obras sin bocetos sin ideas previas, de forma muy rápida, siguiendo los procedimientos del dibujo automático. Hilma afirmaba que en una de estas sesiones de espiritismo, un ser espiritual le indicó que debía pintarlas como si fuera un medium. Poco a poco, fue introduciendo en sus obras elementos simbólicos relacionados con el ocultismo, de difícil interpretación, que las colocaba en un plano de misterio.


A nivel pictórico, desarrollo un lenguaje abstracto geométrico, muy afín al que estaban practicando en ese mismo momento pintores como Mondrian, Malévich o Kandinsky, con el que según se dice no tubo ningún tipo de contactos.









A continuación podeis ver los videos de la presentación de la exposición de "Hilma af Klint, la Pionera de la Abstración" en los Museos:


                                               Museum Hamburger Bahnhof de Berlín


                                                  
                                                              Lousiana Museum

Para terminar.

Es interesante saber que igual que Hilma af Klint,  Mondrían  y  Kandinski se interesaban profundamente por la teosofía,(movimiento filosófico-religioso-esotérico) es decir que la teosofía era algo que estaba de moda en aquellos años e Hilma era una más, que había incluido en su vida y en sus obras ese movimiento.











Para saber más.


                                                                                  (Biografía de Hilma af Klint /Subt. en inglés)



Catálogo.




Hilma af Klint, pionera de la abstración.    
Museo Picasso de Malaga


2 comentarios:

  1. ¡Hola Jose Luis!

    Muchas gracias por este gran descubrimiento. Me intento poner en el lugar de una mujer como Hilma y me doy cuenta de la presión artística que tuvo que tener por llevar una "doble vida" y seguir desarrollándose creativamente a pesar de todo. Pienso que quizás no habría podido llevar esa versión más pública de su arte sin mantener esa otra abstracta y visceral.

    Que joya tener un profesor que se inquieta para inquietar a otros, ojalá lo transmitas y llegue lejos como una epidemia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Amelia.
      Este descubrimiento fue investigando a otro gran pintor Piet Mondrian, que también hizo incursiones en la teosofía.
      Esa inquietud que tengo se la transmito a mis alumnos y alumnas, sobre todo me lo demuestran después de unos años cuando recuerdan aquel pintor o aquella técnica. Es muy gratificante el que te encuentres personas a las que impartiste clase y que siguen siendo inquietas como cuando eran pequeñas.
      Soy maestro y seguiré así.

      Eliminar